Jólabókaflóð: La llamativa tradicción islandesa de regalar libros en Navidad

Jólabókaflóð: La llamativa tradicción islandesa de regalar libros en Navidad

En Islandia, más allá del árbol navideño, las vacaciones, las compras compulsivas y las comidas en exceso hay algo que marca estas fechas para las familias del país: el Jólabókaflóð, cuya traducción literal sería algo así como ‘inundación navideña de libros’ (Jól es Navidad, Bók libro y Flód inundación).

Todo se remonta a la Segunda Guerra Mundial. En aquella época, luego de que Islandia obtuvo su independencia de Dinamarca, había racionamiento y era costoso obtener algunos productos y artículos.

Lee también: Cinco clásicos navideños para leer en esta época decembrina

El papel, sin embargo, no se veía afectado y era barato, por lo que los islandeses comenzaron a regalarse libros como obsequio. Solo que, como la población no era suficiente para mantener a la industria editorial durante todo el año, las editoriales publicaban todos los nuevos títulos a fin de año.

Con el tiempo la tradición de regalarse libros a fin de año se consolidó y hoy en día, pese a la intrusión de los smartphones, tablets y demás dispositivos electrónicos, la gran mayoría de los islandeses siguen siendo fieles a esta bonita y cultural tradición, por lo que la noche del 24 de diciembre la pasan en familia leyendo los libros que se han regalado.

Tal es el arraigo de esta costumbre que, como explican desde el Centro Islandés de Literatura, las editoriales sacan sus grandes novedades los meses antes de Navidad, es más, incluso se publica un catálogo, el Bókatíðindi (el libro boletín) y se envía a todos los domicilios en el mes de noviembre para que vayan eligiendo los libros que quieren regalar.

Lee también: Ante la era del libro electrónico: ¿Desaparecerán las librerías físicas?

Esta tradición ha ayudado a que actualmente los islandeses sean los mayores lectores del mundo. De hecho, uno de cada 10 islandeses ha publicado un libro; sin contar con que en el año 2011 la Unesco declaró a Reykjavik, la capital de Islandia, como la Ciudad de la Literatura.

Lic. en Educación, mención Castellano y Literatura. Emprendedora. Amante del arte y las letras; algunas veces me da por dibujar y otras por escribir historias inconclusas que aguardan por un (buen) final. No puedo vivir sin un libro en las manos o mi e-reader, ya que estamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *