Cómo crear una biblioteca

Crear una biblioteca

MI PROPIA BIBLIOTECA

 

Como lector, un logro personal sería tener mi propia biblioteca. Pero, como a todos (lo más seguro), no sé, o sabía, por dónde empezar. Por eso decidí revisar las pocas bibliotecas de Cumaná. Aquí hay pocas bibliotecas. No me hizo falta visitarlas todas. Al revisar un par, no más, me di cuenta que las pocas que hay son feas, viejas, con libros viejos. Hasta los estantes son viejos. Las condiciones de las bibliotecas dejan mucho que desear. Sin embargo, eso me animó más a querer crear mi propia biblioteca. Y por supuesto, me di cuenta de cómo no quiero que sea mi biblioteca. He hice una pequeña lista:

Leer más: 6 Relatos de Edgar Allan Poe que no debes dejar de leer

  1. Libros leídos. No quiero tener una biblioteca con un montón de libros, sino libros que sean buenos, importantes (para mí, claro). No se trata de tener la biblioteca más grande del mundo, sino una buena biblioteca. Por la tanto, es importante que los libros que tenga mi biblioteca sean de calidad y, al mismo tiempo, que yo conozca cada libro que tengo.

Leer más: Amo por Sairubid Gutiérrez

2. La biblioteca debe remodelarse. No solamente de los libros, sino también de los estantes y el lugar donde esté. Los libros son para leerse no para tenerlos encerrados en una biblioteca hasta el final de los tiempos. Por lo tanto, tengo que hacerme a la idea que, en algún momento, tendré que donar o regalar libros. Para así darles espacios a nuevos libros. Al igual que el lugar, si logro tener una completa habitación para mi biblioteca, pues, debo estás al tanto que tendré que ir cambiando cosas. Como los muebles, poltrona, el color de las paredes y esas cosas. Peso sobre todo la iluminación. Es lo más importante.

Leer más: 12 mese, 12 libros: ¿Aceptas el reto?

3. Una buena poltrona o mueble para leer. Mi biblioteca tiene que ser el lugar por excelencia de lectura y estudio y tengo que sentirme cómodo cuando esté allí. Por lo tanto, el lugar donde me deba sentar o donde los demás vayan a sentarse tiene que permitirnos relajarnos y disfrutar de la lectura. Al igual que un buen escritorio donde escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: